En este momento estás viendo 5 señales que te debilitan instantáneamente a los ojos de un hombre

PREGUNTA.-

Déjame ser la única que te diga que te mereces sentarte en un trono dorado por el resto de tu vida mientras esculpidos hombres te sirven uvas y te abanican con plumas gigantes.

Leer tu blog es, definitivamente, la mejor inversión de tiempo que he hecho en mi vida para entender cómo comportarme con los hombres.

Después de leer TODOS tus artículos, mi perspectiva sobre lo que estaba haciendo y, por tanto, atrayendo de los hombres, ha cambiado completamente. Tendría mucho que decir al respecto pero intentaré que sea corto:

Me han valido tanto los testimonios de otras personas (tanto de hombres como mujeres) que han compartido su experiencia en tu blog, que yo misma me he visto en la necesidad de compartir mis “ideas”.

He aquí mis estrategias favoritas con los chicos (a ver qué os parecen):

1.- Si suena el teléfono mientras estoy en una cita con un chico, lo que hago es coger la llamada y le introduzco a él en la conversación (sea quien sea quien me llame) haciendo alguna broma que le concierna y lo suficientemente alto para que me oiga.

Él, normalmente, recibirá con una mueca divertida esa broma, me guiñará el ojo o me sacará la lengua… Entonces, yo le digo a mi amiga al teléfono, “sí, parece que le gusto”.

2.- A los chicos que andan detrás mío les digo que paren de seguirme porque me da la impresión que me están acechando… y que si ellos quieren mirarme el trasero , lo que pueden hacer mirar mi perfil de Instagram.

3.- También me gusta ponerle precio a mi tiempo o presencia con ellos. En un momento dado, mientras mantengo una conversación con algún chico, miro a mi reloj y le digo, “Okay, ya llevamos aquí 10 minutos y te he dejado darme 2 besos al verme… eso serán 20€, impuestos no incluidos.”

O le digo que me tengo que ir pero que coja cita para el próximo día… Cualquier cosa.

La verdad que adoro este tipo de comunicación bromista que planteas… hace que los hombres se sientan más atraídos a ti, a tu humor (sea el que sea pero con desparpajo) y así es mucho más divertido pasar un buen rato, contagiando tu humor, que el resto de citas sosas y aburridas en las que no pasa nada, incluso aquellas otras que terminan en broncas y mal rollo.

Bueno, imagino que cada una tendrá sus técnicas y me encantaría conocerlas para saber cómo salir al paso airosa de situaciones que no puedes prever con los chicos.

Al respecto, quería hacerte una rápida cuestión… Me ha encantado tu último consejo sobre mantener la Tensión Sexual…

Pero tengo una duda respecto al contacto visual… ¿por cuánto tiempo es apropiado mantenerlo?

Por ejemplo, me acuerdo que una vez estaba en la barra de un pub. Estaba pidiendo una copa cuando giré mi cara y me quedé frente a frente con un chico guapísimo que tenía una mirada que helaba y que, inmediatamente, clavó en mí sus ojos.

No estaríamos ni a medio metro de distancia mirándonos fijamente. Tampoco era posible romper el hielo hablando porque la música estaba demasiado alta.

Pero yo no me quería quedar ahí, a medio metro de su cara, sólo mirándole a los ojos, porque me pareció que era algo extraño… así que di un paso hacia él. ¿Qué hubieras hecho tú en esta ocasión?

¿Hay alguna vez en la que tu regla sobre el contacto visual (no bajar la vista mientras él no lo haga) no sería apropiada? ¿Esta proximidad con él cambiaría las reglas del juego?

Gracias de nuevo.

RESPUESTA.

Bueno, pues otra gran pregunta… Antes de contestarte te doy las gracias por compartir tus estrategias y experiencias personales. Me han parecido muy divertidas.

Respecto a tu pregunta concreta, la norma general sería mantener el contacto visual, sin bajar la vista hasta que él no lo haga, pero hagamos un inciso antes de hablar sobre esto.

Antes quiero mostrarte otras señales que entran en juego en las distancias cortas:

5 señales que INSTANTÁNEAMENTE le van a decir a un Hombre que te Sientes Inferior a Él

Todas ellas le delatan al hombre que tú no te sientes merecedora de su tiempo y cortejo. Son tan LETALES PARA LA ATRACCIÓN que de cometerlas habrás perdido toda oportunidad de posicionarte para siempre.

1.- Incapacidad de mantener el contacto visual

2.- Postura sumisa o depresiva

3.- No parar de moverte

4.- Cederle el control de la situación

5.- Buscar su atención o aprobación

Por supuesto, hay bastantes más ejemplos de otros pequeños detalles que los hombres analizan para hacerse una idea rápida sobre qué tipo de mujer eres y si eres merecedora de su tiempo.

Como me has escuchado decir un millón de veces, todas estas decisiones se están tomando a un nivel subconsciente. Por eso, si tú le mantienes la mirada a un hombre, con una postura erguida, le estarás mandando una clara señal: aquí estoy yo.

Él sentirá el desafío que supones y se preparará para intentar conquistarte. Esas señales son percibidas por los hombres de manera instantánea. A través del lenguaje no verbal son capaces de medirte y rápidamente pasar a la acción.

Volviendo a tu pregunta sobre un contacto visual muy particular… cuando estás a menos de medio metro de él…

Tu pregunta me hace preguntarme que tú piensas que las cosas deberían ser diferentes cuando estás más cerca de un hombre… como si las cosas cambiaran por estar a menos de medio metro o incluso a un palmo y, la verdad, si algo conlleva más compostura y fuerza interior para mantener el contacto visual es justamente las distancias cortas.

En este caso es incluso más importante no bajar o desviar la mirada y decir, por ejemplo: “No he podido evitar notar que… (pausa)… no paras de mirarme” Eso lo va a descolocar seguro. Es divertido además. O decir, “¿Normalmente, miras tan fijamente a todo el mundo o es que no puedes evitar hacerlo conmigo?”.

La cuestión es que Hacer ALGO es mejor que No Hacer NADA

Lo que  te quiero decir es que no te esfuerces en dar un paso adelante y empezar una conversación del tipo “¿estudias o trabajas?”, puesto que incluso decir un simple “Hola” es mejor que dar un paso adelante y empezar una conversación de ese tipo.

Una vez que superes el miedo que te da lo desconocido, ese vacío que quieres rellenar, y te des cuenta de que tienes el control interior de tu vida, empezarás a darte cuenta de que situaciones como estas son grandes oportunidades.

Sinceramente, creo que el miedo a lo desconocido es uno de los mayores obstáculos que enfrentan las relaciones entre hombres y mujeres. Te puede parecer una tontería, pero también la mayoría de los hombres que tienen miedo de acercarse a las mujeres no saben exactamente a QUÉ temen.

Todo lo que saben es que les surge un miedo instantáneo cada vez que piensan en acercarse a una mujer que no conocen y hablar con ella. Por supuesto, el miedo a lo desconocido parece algo fácil de arreglar…

Quiero decir, sólo darse cuenta de que ni siquiera una sabe a qué tiene miedo debería hacerlo desaparecer, ¿verdad ?

Suena bien, pero así no funciona. El hecho es que este es un problema complejo. He conocido mujeres y hombres que han ido a terapia durante años para superar sus miedos … y no funcionó.

Yo no soy terapeuta ni psicóloga … pero sé una cosa …

Tenía el mismo miedo … así que sé lo que se siente 

La parte realmente extraña es que lo que me ayudó a superarlo no fue nada de lo que esperaba. Lo que me ayudó a superarlo y a comenzar a tener de nuevo citas con hombres y a recibir correos electrónicos y números de teléfono de chicos que no conocía fue simplemente esto:

Entender lo que estaba pasando … y entonces saber lo qué tenía que hacer en cada situación.

El problema que tuve en el pasado fue que NO CONSEGUÍA ENTENDER A LOS HOMBRES. No entendía porqué los chicos sentían atracción por una chica mientras que podían no sentir nada por otra o incluso salir huyendo de ella.

Ahora que lo entiendo, debo decir que es bastante interesante. Pero no es en absoluto lo que hubiera esperado.

De hecho, me tomó un par de años tratar de resolverlo para realmente comenzar a comprender realmente cómo y por qué los hombres sienten esa respuesta instantánea y mágica de ATRACCIÓN para algunas mujeres … mientras que la mayoría de las mujeres pasan toda su vida sin comerse un colín.

Una vez que aprendí la magia de la ATRACCIÓN, todo cambió para mí. De hecho, todas las mujeres que se dieron cuenta de esto y aprendieron a CREAR ATRACCIÓN y TENSIÓN SEXUAL con los hombres, se les encendió una bombilla en sus cabezas.

A mí me costó, a ellas les costó pero una vez lo entiendes lo tienes para siempre.

Muchas chicas me escriben para decirme «Simplemente me hizo clic de repente» o «Tuve un momento de inspiración» o “Fue como una revelación”.

Todas son personas han leído este boletín durante bastante tiempo, así que no dejes de leerme y pronto te convertirás en una de ellas.

Deja una respuesta

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Lucia

    Hola Lorena ,
    en primer lugar darte la enhorabuena por tu blog, me ENCANTA!!!.

    Me llama la atención cuando hablas de «comunicación bromista» ya que me hace pensar años atrás cuando conocí un chico que tenía una forma de ver la vida diferente a los demás, siempre tenía una sonrisa, pasaba ratos muy divertidos con él … por otro lado, había un chico que era guapísimo, muy atento y muy caballero pero había momentos que no sabía qué más podía hablar con él, la conversación se terminaba.
    Tan sólo decirte Lorena que el primer chico es actualmente mi marido, me estoy preguntando si cuando nos conocimos utilizó la estrategía de «comunicación bromista»…..

    1. Hola Lucía,

      no sabes cuánto me alegra leerte…me embriaga de emoción!

      Como tú dices el tono bromista es una estrategia natural que nos saca de nuestras casillas,del plan preprogramado, y deja que nos podamos conocer a fondo, de verdad, sin artificios, tal como somos…

      Es seguro que él te mostró todo eso que lleva dentro gracias a esta estrategia tan sincera y llena de corazón y que por eso tú supiste, intuíste, vislumbraste que él era el indicado para colmar tu vida de bendiciones.

      Cuánto me alegro!

      Respecto al otro chico, simplemente, le faltaban habilidades sociales y, por tanto, no podía ofrecer más que amabilidad y caballerosidad, lo cuál está muy bien pero no es suficiente para conquistar el amor de una mujer.

      Sólo le deseo que pudiera lograr obtener las suficientes habilidades sociales para poderle ofrecer a una mujer el amor que lleva dentro.