En este momento estás viendo Cómo enloquecer a los hombres atractivos

Ahora que hemos cubierto parte del juego «interior», me gustaría compartir contigo algunas de las cosas que he aprendido sobre el juego «exterior».

En los siguientes artículos, voy a enseñarte los detalles específicos sobre qué decir y qué hacer exactamente en diferentes situaciones, pero de momento me gustaría enseñarte algunos conceptos básicos que creo que realmente me han ayudado a entender mejor a los hombres.

Cómo los hombres nos evalúan a las mujeres y por qué

En mi opinión, la mayoría de los hombres, especialmente los más atractivos, han pasado por una curva de aprendizaje que, en promedio, les ha dado una especie de «estructura psicológica predecible».

Está claro que hay diferencias entre estos hombres … algunos son inteligentes, algunos no … algunos son altos, algunos son bajos … algunos son cerebrales, algunos son emocionales, etc. Sin embargo, hay cosas que la mayoría de ellos tienen en común…

Pienso que en algún momento de sus vidas, estos hombres comenzaron a ser tratados de manera diferente. Ya mencioné anteriormente el concepto de la psicología social llamado «El efecto Halo» que, en pocas palabras, viene a decir que la sociedad asume que las personas ricas, famosas y poderosas son más inteligentes, más honestas, más confiables, etcétera… que los demás.

El hecho de que la gente haga lo que sea por estos hombres ricos, famosos y poderosos comienza a difuminar su sentido de la realidad y les hace creer que pueden tener lo que quieran cuando quieran … Y ASÍ ES (en la mayoría de los casos).

Notarás que muchos de estos hombres influyentes se cogerán grandes berrinches si no les gusta lo que está pasando o no se salen con la suya  finalmente. Ésta es una señal segura de que no están viviendo en la misma realidad que la mayoría de las personas. Así pues, cuando no obtienen lo que quieren se enojan tal y como venían haciendo desde pequeños.

En un nivel subconsciente, he notado que la mayoría de estos hombres influyentes se dan cuenta de que están siendo ridículos cuando actúan  de esta manera tan infantil pero no les importa en realidad porque al final consiguen lo que quieren ¿me sigues?

Debajo de todo este comportamiento infantil, estos HOMBRES buscan lo que los demás varones también están buscando…

¿Qué buscan los hombres?

Bueno, para que conste, no tengo ni idea.

PERO, ésta es mi opinión al respecto: en primer lugar, ellos quieren una mujer que mantenga el CONTROL (de la situación, de ella misma, de sus emociones, de otras personas, de él … en control de toda la realidad que comparten).

La razón por la que te pido que «Nunca des a un hombre una respuesta directa … a menos que sea un NO» o te pido que «Nunca le des a un hombre exactamente lo que quiere” es, irónicamente, para darle lo que REALMENTE quiere … una mujer que tenga el control.

Ahora, déjame preguntarte, si fueras un hombre que quisiera saber qué tipo de mujer eres , ¿cómo lo harías? ¿Le preguntarías directamente?

¡¡¡DE NINGUNA MANERA!!!

Ellos tampoco y al igual que nosotras nos ponen a prueba mediante DESAFÍOS para comprobar qué clase de persona somos en realidad.

Los hombres quieren un desafío.

En mi caso particular, la mayor parte del tiempo, me divierto hablando de lo que sea que surja, haciendo bromas y, en general, comportándome como una persona normal que tiene la situación bajo control.  Pero, como todo en la vida, si se utilizan estas técnicas demasiado, se vuelven en tu contra … por lo que deben usarse con precisión y en los momentos adecuados.

Lo interesante es que normalmente (pero no siempre) utilizo estas técnicas bromistas y de autocontrol con un toque de humor. Así es como consigo que el hombre con quién estoy tenga una reflexión interna del tipo: «Vaya, esta chica es engreída, pero no puedo decir si va en serio o no … y yo quiero averiguarlo…»

La clave entonces es ESPERAR LAS PRUEBAS y estar preparada para cuando vengan.

La mayoría de las mujeres se equivocan cuando un hombre actúa como un idiota y no responden…  O cuando un hombre se enoja sin motivo y le dicen: «Oh, lo siento, ¿he hecho algo mal?». Así lo echan todo a perder…

Si un hombre comienza a enojarse contigo, en lugar de ponerte nerviosa mantén el control y dile: «Oh, el pobre bebé está cogiendo un berrinche … y qué. Has estado haciendo lo mismo desde que tenías 2 años pero conmigo no te saldrás con la tuya «.

¡¡BAAAM!!

Otra cosa a tener en cuenta es que la mayoría de los hombres están totalmente intrigados por mujeres que parecen desinteresadas en ellos… es casi como si se dijeran a sí mismos: «Vaya, esta chica parece un poco arrogante … y no puedo creer que no esté interesada en mí como las demás… Además, parece divertida e inteligente … Me pregunto si puedo hacer que se interese en mí … y así cuando lo haga…la dejaré como a las otras perdedoras… será divertido.»

¿Lo captas?

Así que si vas actuar de esta manera, tienes que seguir hasta el final … y me refiero hasta el final.

Llegados a este punto, voy a abordar el tema de «tratar bien a los hombres» de nuevo.

Verás… yo trato muy bien a los hombres… De hecho, siempre me dicen que nunca han conocido a una mujer como yo…

¿Cómo puede ser esto cuando en realidad soy una tocapelotas?

Bueno, es realmente simple … hago cosas buenas por ellos SEGÚN MI CRITERIO. Los sorprendo con una caricia… o les dejo fantasear conmigo…

Creo que gran parte de la fantasía en la mayoría de los hombres (en mi opinión) consiste en una mujer que toma el control de la situación y hace cosas en SUS términos.

Pruébalo tú misma … la próxima vez que conozcas a un hombre, dile qué tiene que ponerse, elige tú el restaurante, incluso la comida y dile que confíe en ti … si te pide un beso, di NO … pero bésale más tarde cuando TÚ quieras … si sabes que le gusta que lleves escote, no te lo pongas pero sorpréndele con algo escotado la próxima vez… ¿entiendes lo que digo?

Por lo demás, hay alguna reglas que suelo utilizar:

1. Nunca le doy a un hombre una respuesta directa … a menos que la respuesta sea NO. Si él dice: «¿Nos sentamos aquí? » Yo digo: «No, sentémonos en este otro lugar , cerca de esto». … Si él dice,»Llámame mañana.» Yo digo que no. “Mejor me llamas tú mañana … Sabes que estarás deseando hablar conmigo”

2. Si se queja de mí o no le gusta algo, lo aumento y repito más veces. Si me dice, por ejemplo: «No me gusta cuando haces eso. ”, digo,“ Bueno, entonces tal vez debas irte porque esto lo hago mucho ”. ¿Comprendes?

3. Los hombres nos evalúan CONSTANTEMENTE para ver si pueden conseguir que hagamos lo que ellos quieren y te advierto que tan pronto como lo hagas habrás perdido.

Esta idea me llevó años para ver y comprender, pero el hecho es que cuando estás tratando con un hombre, él hará todo tipo de cosas que no para ti no tendrán ningún sentido lógico … pero que tiene todo el sentido del mundo cuando entiendes su forma de pensar, cuál es su objetivo.

Los hombres ricos, famosos o poderosos pueden tener todo lo que quieren pero lo que realmente quieren es un desafío … algo que mantenga su interés.

Si un hombre puede tener algo y lo consigue cada vez que lo quiere pierde el interés. Se acaba del desafío… Entonces, ¿POR QUÉ DEMONIOS creen las chicas que van a atraer la atención de estos hombres HACIENDO LO MISMO QUE CUALQUIER OTRA CHICA?

Yo  solía caer en la trampa … hasta que me di cuenta. Ahora presto mucha atención y nunca le dejo tener lo que quiere. Si él me dice, «dame un beso.» Yo le digo que no.» Si me dice: «Ven a mi casa.» Yo le digo: «Estoy ocupada en este momento.» Si dice: «Quiero que hagamos el amor.» Yo le digo: «Bueno, creo que debemos esperar un poco más”. Y le beso. ¿Me sigues? NUNCA le doy un hombre exactamente lo que pide … ¡NUNCA!

4. Envíale siempre señales contradictorias. Por ejemplo, puedes decirle que prefieres que seáis amigos y luego besarle. O decirle que lo que ha hecho te parece imperdonable y después besarle. O enfadarte con él si te hace un cumplido…  También debes responder de manera diferente ante la misma situación. Por ejemplo, un día puedes  sentarte en su regazo y besarle. Pero otro día cuando trate de rodearte con sus brazos, te apartas… ¿entiendes? Nunca seas predecible… NUNCA.

Y para que conste, cuando digo «siempre» y «nunca», realmente no significa «SIEMPRE 100% SIN EXCEPCIÓN.» Lo que quiero decir es que tú deberías usar estas técnicas tanto como puedas pero no puedes abusar de ninguna de estas técnicas al mismo tiempo que estáis pasando un buen rato juntos.

La clave es siempre preguntarse: «¿Estáis riendo, sonriendo, divirtiéndoos la mayor parte del tiempo? Si es así, no abuses de estas cuatro reglas.

Deja una respuesta

Esta entrada tiene un comentario