En este momento estás viendo Lo que todas las mujeres deberían saber sobre los hombres (Parte 2)

Como venía diciendo anteriormente, cuando se trata de hombres…NOSOTRAS ELEGIMOS.

Incluso si has tenido experiencias en el pasado que te hagan dudar de ello y te sientes confundida al respecto… tú eres la que eliges. Tenlo muy presente.

Esto es realmente interesante porque nos recuerda a la mujer algo de lo que la mayor parte de los hombres ni siquiera son conscientes: nosotras elegimos.

Y además es una de mis frases favoritas porque lo más probable es que nunca habrás oído esto de la boca de un hombre.

Sin embargo, este blog está especialmente diseñado para decirte todas esas cosas que nunca se le dicen a una mujer.

A mí, particularmente, me encanta poder decirte todo eso que nunca has oído y que te haga sentir empoderada, atractiva, atrayente y diferente… Lo que a mí me gusta llamar UNA MUJER FEROZ.

Mi opinión personal es que si ayudas a otras mujeres a tener profundas revelaciones y convicciones sobre lo que somos capaces de conseguir, simplemente por tener el poder de elegir… cambiaríamos el mundo.

Sólo con escoger al hombre adecuado, seríamos capaces de extinguir al Hombre Neanderthal que vive en el maltratador y nuestros hijos e hijas crecerían en un mundo libre de violencia machista, ¿te imaginas esto?

¿Cómo actuar con los hombres machistas?

Un buen ejemplo de cómo actuar con un hombre que va de superior y que está actuando como un arrogante contigo es decirle, “¿con quién te crees que estás hablando? A mí no me engañas ni un segundo”

Cuando él dice, “De qué estás hablando?”, tú dices, “Mira, yo sé que hay algunas chicas que pueden caer en tus brazos por esos aires que te gastas de machito… pero yo sé algo que ninguna de estas chicas sabe… que tienes otra cara.

Una que quieres esconder y que ninguna de ellas alcanza a ver pero yo me apuesto contigo, ahora mismo, lo que quieras, a que sé algo sobre ti que nadie que te conozca de hace menos de 5 minutos hubiera sabido… (pausa, pausa, pausa…)… Mira, yo sé que tú vas de duro y tal pero, en realidad, eres muy sensible por dentro.

De hecho, si alguien hace algún comentario negativo sobre ti, harás como si no te hubiera molestado, como si no te importara… pero sabes bien que no pararás de darle vueltas de camino a casa… incluso con la almohada.

Yo sé que, secretamente, tú eres tan sensible como cuando eras un  niño… y eso es justo lo que la mayoría de estas chicas nunca ven de ti: tu sensibilidad.”

Esto descoloca tanto a un hombre que debes estar preparada para recoger lo que quede de él cuando su ego se derrumbe y aparezca su verdadero ser.

Éste es buen momento para hablarle sobre la gran mentira que les han contado a los hombres. Ésa que consiste en fingir ser un machote para seducir y conquistar a las mujeres.

Es un buen momento también para hacerle entender con quién está tratando, puesto que tú tienes información privilegiada sobre su verdadero yo y que, por tanto, nunca caerías en su estúpida estrategia de aparentar lo que no es.

¿Para qué iba a perder yo el tiempo en eso?

Si además ahí le sueltas un par de comentarios profundos que le hagan despojarse de la máscara que tanto le pesa… tendrás a tu lado a un hombre que te respetará.

Yo les digo algo así como ,”Voy a decirte algo sobre ti que nunca habrás oído de una mujer…”

Esto, te aseguro, que realmente le deja a un hombre clavado en su silla y en un estado de atención plena (siempre que se haga en un contexto que tenga sentido).

Y si lo que le dices es lo suficientemente profundo y acertado, este chico te va a empezar a ver como la mujer que tiene todas las respuestas, una mujer que tiene un “par de huevos” (como dicen ellos) y que además tiene esa especie de superpoder psicológico que a los hombres les embruja.

Es una cacería para ellos.. y un juego para nosotras

Las mujeres solemos ver a los hombres ir detrás de nosotras como si se tratara de una cacería.

Lo que no saben ellos es que nosotras tenemos ciertos trucos para perderles la pista como cuando nos preguntan cuál es nuestro teléfono y nosotras les decimos, “¿Por qué no me das el tuyo y así puedo llamarte yo…?” Y así muchos otros (ya me contaréis los vuestros en los comentarios).

La mayoría de nosotras tenemos claro cuando salimos de fiesta que no vamos a conocer al “hombre de nuestra vida” en la discoteca, pero nos sube la autoestima tener a hombres detrás nuestra y nos gusta que nos inviten a copas, así como estar bailando con las amigas y ser “interrumpidas” por algún chico… Además,  nos encanta el poder de dejar al chico con la copa en la mano o la palabra en la boca cuando se acerca para conocernos…”

¿Por qué las mujeres nos sentimos atraídas por cosas como la fama, el dinero o el poder?

En mi opinión, las mujeres nos sentimos atraídas por cosas como la fama, el dinero o el poder porque estamos genéticamente y socialmente programadas a un nivel inconsciente para creer que estos hombres son más inteligentes, más divertidos, más interesantes, más capacitados para darnos el estilo de vida que deseamos y, lo más importante, más capacitados para llenar los sentimientos que queremos.

Es lo que llamamos el “Efecto Halo” que, en resumen, quiere decir que los humanos asumimos que la gente atractiva y poderosa es más inteligente y digna de confianza que el resto de personas.

Una mujer desea un hombre que despierte dentro de ella fantasías que han sido configuradas desde que ella era joven.

En general, la cuestión es darse cuenta de que los hombres ricos, guapos y famosos parten con la ventaja de ser vistos como mejores porque desprenden rasgos que, inconscientemente, has asumido como positivos. Pero si tú puedes aprender a discernir qué hay detrás de todo esto y empiezas a fijarte en los hombres que realmente satisfacen tus sentimientos y no caes en la trampa… empezarás a sentirte y a ser tratada como una mujer de verdad.

Un hombre alto, apuesto, o un hombre famoso o rico despierta ciertos sentimientos dentro de una mujer, del mismo modo que una mujer tipo Barbie despierta también ciertos sentimientos en un hombre.

Tú sabes que una mujer por más guapa que sea no hará feliz a un hombre, más allá de fardar en su Instagram… del mismo modo que sabes que un hombre por apuesto que sea si luego no es lo que presume nunca te hará feliz tampoco.

Así que lo importante aquí es aprender a desinstalar esos disparadores que nos hacen escoger parejas preconfiguradas como si fuéramos un programa de ordenador, cuando lo que está en juego aquí es satisfacer nuestros sentimientos y necesidades más profundas.

Por tanto, aquí no se trata tanto de acentuar nuestro ego yendo de la mano de un fantoche que termine por arruinarte la vida.

La buena noticia es que tú también puedes escoger al hombre adecuado. De hecho, es lo natural. Tu instinto te lo dicta. Desde hace millones de años, las mujeres sabemos lo que que queremos y, sobretodo, lo que no queremos: no quiero a un chico que me hable mal, que sea un pesado ni un pagafantas…

Lo que necesitas realmente es saber cuáles son los sentimientos que quieres satisfacer y encontrarás al hombre capaz de hacerlo.

Mientras hay mujeres que están más interesadas en aparentar, hay otras que están más interesadas en cómo les hacen sentir de verdad sus parejas. Piensa tú en qué grupo te encuentras.

Incluso si no acabas de entender del todo este concepto, tienes que empezar a creer en ti y empezar a actuar como si todo lo que te cuento fuera cierto.

De verdad, pienso que puedes convertirte en la persona profunda que eres y para ello debes comportarte como si creyeras firmemente que eres realmente valiosa, que eres la persona más maravillosa que existe… sólo de esa manera podrás encontrar a la persona que te trate y quiera igual que tú te amas a ti misma.

Todas nosotras podemos acogernos a esta singular creencia… y ellos, te aseguro, que responderán ante ella.

Pregúntate a ti misma:

¿Cómo caminaría yo si lo hiciera de la mano de la persona que amo?

¿Cómo hablaría yo si esta persona siempre estuviera dispuesta a escucharme?

¿Qué expresión tendría mi cara si la viera todas las mañanas?

¿Cómo me sentiría yo si percibiera que soy la mujer con la que siempre soñó?

Puedes empezar haciendo estas cosas… Cuando estés con tu pareja, imagina lo bien que le estás haciendo sentir solamente por estar contigo. Fíngelo hasta que lo interiorices. Sólo hazlo.

Y hasta aquí puedo contarte en el capítulo de hoy.

Conoce el final de la historia en mi próximo artículo y no te olvides de comentar y compartir con tus amigas o seres queridos.

Deja una respuesta

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Hasley

    Holaa, buenas tardes, muy interesante eso de «¿Cómo tratar con un hombre machista?» de decirles que está bien ser sensible, lamentablemente con el paso de los años siempre les han dicho lo contrario lo que trae como consecuencia más hombres con esa mentalidad de «Hacerse el fuerte», lo cual no solo los afecta a ellos sino a también a los que viven en su entorno. Gracias por tus blogs.

    1. Desde luego que esa conducta nos afecta a tod@s, como tú dices, y es nuestra responsabilidad como sociedad crear nuevas sensibilidades.

      Yo pienso que ellos pueden «hacerse los fuertes»… pero las mujeres somos feroces!

      Como decía Nietzsche en su libro «Así habló Zaratustra»: «Allá donde el hombres es malvado, la mujer es mala», así que mucho cuidadito con nosotras que sacamos nuestras garras y les dejamos claro quién manda aquí.

      Un beso de corazón y muchas gracias por comentar.

      PD: En la versión light de este comentario te diría que para liderar, primero hay que acompasar y de ahí la importancia de marcar los límites no sólo con hombres, sino con todo aquél que se crea con el permiso de pasar por encima nuestra.

  2. Marta

    Jajaja muy bueno!!! Estoy deseando probarlo…te contare si surge 😊👌gracias