En este momento estás viendo Cómo me ligo a los hombres siendo ARROGANTE Y DIVERTIDA

Así es como me acercaría mentalmente a conocer a un nuevo hombre:

Sería arrogante y divertida,  los llevaría al límite, les molestaría y no les daría un respiro.

En mi opinión, tu activo más valioso, sin importar tu apariencia, altura, edad o ingresos, es el humor.

No me importa si eres bajita o tuerta. Si puedes hacer que los hombres se rían constantemente y obtener esos buenos sentimientos fluyendo a través de ellos, te amarán.

Decidí hace unos años empezar a ESTUDIAR comedia, ya que descubrí que las personas (hombres) responden a ella mejor que cualquier otra cosa en todo el universo.

Así que investigué un montón en Internet para encontrar los mejores libros, y compré unos 5 o 6 de ellos.

Uno de ellos que fue el que más me impactó decía que la mayor parte del humor gira en torno al CARÁCTER y no sobre los chistes.

La mayoría de las chicas que conozco que quieren aprender a ligar con hombres están aprendiendo «chistes» para parecer graciosa y no trabajando el ‘personaje’. Yo misma lo hice durante unos dos años.

Finalmente me di cuenta de que los hombres no estaban realmente preocupados por todo esto… En realidad querían un particular PERSONAJE. Las gracietas no importaban mientras encajaran con el personaje.

Una vez que creé este PERSONAJE para mí, las cosas fueron diferentes. Los hombres ahora me llamaban. Me perseguían. Querían estar cerca de mí. Fue extraño, mágico y raro.

Entonces, ¿cuál es el personaje que quieren? Buena pregunta.

Tengo una buena amiga que es la mejor que he visto en ligar hombres en bares y conseguir lo que quiera de ellos.

Ahora, yo lo hago mejor. Pero esta chica es una máquina. Y toda su mentalidad acerca de conocer hombres es ser «engreída y divertida» (en sus palabras).

Mi opinión es que a los hombres les desagradan las mujeres arrogantes… A MENOS… que sean JODIDAMENTE DIVERTIDAS.

Esta combinación atrae a los hombres como si fuera MAGIA, así que estoy siguiendo los pasos de mi amiga en esto.

Intentaré resumir el carácter que he desarrollado con algún ejemplo:

“Sé que este chico está tratando de ligarme en secreto…

Pues voy a jugar duro con él, voy a burlarme, a ser indiferente hacia él y, en general, voy tocarle las pelotas tanto como sea posible.

Sé que él ama a una mujer que es tan sarcástica que le pone nervioso, así que voy a mantener la hoguera encendida… y cuando comience a mostrar cualquier interés en el exterior, voy a apretarle las tuercas  hasta que me demuestre que me quiere… y entonces voy a rechazarle de nuevo.

He hecho cosas muy locas, como estar parada al lado de un chico en un bar, volverme hacia él y decirle en un tono completamente serio, «¿Podrías POR FAVOR dejar de tocarme?» y luego mirarle a los ojos fijamente.

O también: “¿Qué haces en un bar, por el amor de Dios? ¿No puedes encontrar una buena chica, una chica normal? ¿O acaso estás desesperado?

Todo ello con una cara completamente seria.

Les digo cosas que les hacen pensar que voy en serio, pero dejo una sombra de duda.

Esto es lo que estoy buscando: si responden de manera insegura y dicen: «Oh, lo siento… No sabía que te estaba tocando”, entonces lo mantendría en marcha… y diría: “Bueno, ya lo has hecho… Y si vas a seguir haciéndolo, apreciaría que tocaras un poco más arriba.”

Si me respondieran con algo divertido como: «Bueno, y te ha gustado? » Es decir,  sabían que yo estaba bromeando, sólo continúo con el personaje y digo: «No me gusta que me toquen. Así que mantén la distancia entre nosotros, por favor” y seguiría así un buen rato.

Y sí, a veces (no a menudo) me encuentro con un tío frío y la cosa se pone tensa, así que simplemente me alejo.

Si vas a hacer esto, tienes que recordar seguir con la broma todo el tiempo… no te conviertas en una tonta y le beses el culo a la primera señal de que le gustas.

Mantén el personaje y juega duro ¡siempre!

Deja una respuesta

Esta entrada tiene un comentario