En este momento estás viendo Cómo saber si ese chico que te gusta será capaz de maltratarte

¿Sabes qué?

Yo no tenía ni idea de cómo saber si ese chico que me gustaba sería capaz de maltratarme alguna vez … Siempre me preguntaba, ¿debería fiarme de él?

Podría estar  allí sentada horas hablando con él, pensando para mí misma «Wow, me trata realmente bien …» pero no sabría qué hacer a continuación. Me pasaba días enteros deshojando la margarita: me fío de él, no me fío de él, me fío de él… no me fío.

Esto a menudo me dejaba hecha un lío, así que terminé optando por no tener más citas con hombres, dejando así pasar innumerables trenes por miedo a lo que pudiera pasarme.

Y por supuesto, esto me volvía loca.

No puedo decirte cuántas oportunidades de tener citas con hombres interesantes, divertidos y sexys perdí en mi vida … todo porque no sabía si podía fiarme de ellos.

¿Te ha pasado esto alguna vez?

Así que tras mucho pensar y TONELADAS de casos de prueba y error, por fin he descubierto una manera de SABER CON SEGURIDAD cuándo un hombre es capaz de maltratar a una mujer.

AHORA sé exactamente cuándo esto puede pasar, desde el primer momento, SIN DUDARLO.

De hecho, he desarrollado una «técnica» que, literalmente, garantiza que nunca seré maltratada. Y quiero enseñárosla ahora mismo.

Esto es lo que hago yo si quiero sentirme segura:

Si estoy conociendo a un chico y quiero saber si sería capaz de maltratarme finjo que alguien me llama o me escribe al móvil durante la primera cita y observo su reacción.

Si él se siente muy turbado por lo que acaba de pasar o quiere apoderarse de mi móvil o controlar quién me había llamado o para qué… se acabó.

Le digo:  «Un momento que tengo que llamar a mis padres (o a una amiga)». Me alejo para simular una nueva llamada y a mi regreso le digo: “Lo siento, tengo que irme a hacer un recado” (sin más explicaciones) y me voy.

Ésta es la clave:

Si veo que el chico es receptivo a lo que estoy haciendo en ese momento, es decir que está «respondiendo positivamente» al permitir que me vaya y le deje plantado en medio de la cita… puede que yo malinterpreté la primera señal.

Si veo que él sonríe y acepta la situación en lugar de tensar la cuerda, puedo tomarlo como un SIGNO SEGURO.

Él «lo SIENTE» …

… esa emoción irresistible e imparable llamada RESPETO.

Pero escucha … si él se tensa en este punto de nuevo … o muestra alguna señal de que no puedo irme … es cuando sé que DETENGO completamente su actitud y me voy sin más.

Y TÚ también deberías. Nadie puede obligarte a hacer nada que no quieras.

Pero si él me está sonriendo … relajando su rostro y su cuerpo … apoyándome para que me vaya a hacer lo que sea que tenga que hacer, incluso disculpándose por el gesto anterior, en lugar de forzar a que me quede o interrogarme sobre quién me ha llamado o a dónde me voy, entonces esto es lo que haré a continuación:

Me acercaré, le daré un beso en la mejilla y le diré que nos veremos en otra ocasión.

Una vez en casa, o en compañía de alguien de confianza, ya pensaré sobre qué intención tenía y si ésta era tratar de controlarme o no pero por el momento ME VOY.

Si, finalmente, decido darle otra oportunidad aumentaré las cautelas al respecto.

Y puedo decirte que esto es algo poderoso. Su efecto en los hombres es INCREÍBLE.

Este tipo de «prueba» es EXTREMADAMENTE segura para las mujeres … intensificando la CONFIANZA en nosotras mismas casi hasta el punto de que tenemos el control total, pudiendo dejarles colgados en cualquier momento sin que nos sintamos amenazadas ante su reacción.

Adivina qué

A esas alturas, él estará más que simplemente «aturdido» contigo…¡probablemente esté sintiendo sentimientos de RECHAZO tan intensos que, probablemente, no vuelva a intentar controlarte!

Y entonces…

Ganaste. Te libraste de él sutilmente y sentirás tu empoderamiento como mujer libre y segura.

Deja una respuesta

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Francisco Javier Díaz-Flores Plaza

    Me parece un poquito teatrito esa forma de controlar una cita…en una primera cita(es mi opinión) hay que dejar que todo fluya con tranquilidad…sin pruebas que superar…preguntando opiniones y dandolas…no intentando psicoanalizar con tests ocultos y con la desconfianza como primera meta…si es un hombre posesivo o mujer posesiva lo comprobarás en las siguientes citas y de ti dependerá si acabar la situación o no…yo personalmente me enterara de que he sido utilizado en un “juego” de descubrir con argucias como soy en vez de preguntarme directamente y honestamente mis preferencias en una relación acabaría prontamente con la misma…quiero una cómplice…una amiga…una amante…no una intrigante,recelosa que ahora me prueba con esto y a saber conque me probará más tarde…que agobio

    1. Comprendo totalmente lo que dices y más quisiéramos nosotras que todo fuera así… que para las mujeres fuera un juego inocente acercarse a un desconocido en una cita… pero mal me temo que en algunas ocasiones sino en muchas -demasiadas- nuestras citas con el príncipe azul se tornan en amargas veladas que tienen como colofón el acoso, la injuria… la violencia.

      Yo no digo que todas las mujeres tengan la necesidad de realizar un Test a quien desconocen pero mantenerse alerta ante ciertas conductas machistas te puede abrir los ojos y evitar un maltrato a tiempo porque… aunque no te lo creas… hay mucho lobo con piel de cordero.

      Para que entiendas la vulnerabilidad de una mujer siendo hombre, si alguna vez te han herido de amor, ¿vuelves a confiar a corazón abierto?

  2. Alex

    Es verdad que plasmado así, puede paracer todo un plan maquiavelico de una mujer desconfiada y con una mente retorcida. Verdad?
    Ahora vamos a imaginar que tienes hijas y tu hija queda con un chico.
    Lo que tu llamas fluidez no es otra cosa que poner la mejor cara, mostrar los mejores trapos, modales y decirle a la otra persona lo que quiere oír. En las primeras citas todos adoptamos un papel, el papel que socialmente es más atractivo.
    Un persona abusadora, fíjate que no utilizo género, no va a mostrar sus inclinaciones violentas, vervales o físicas, ni en la primera ni en la segunda cita, es más incluso hasta pasado un tiempo. Porque no hay que olvidar que no son características que atraigan en un primer momento. Llegar a encontrarse en una situacion de maltrato, sea cual sea, lleva tiempo, tiempo que utiliza la persona abusiva para mermar la moral y autoestima de su pareja.
    De hecho es esta persona la que es intrigante y maquievélica de forma natural, escondiendo atributos psicológicos que no pueden gustar a no ser que destruyas antes la esencia misma de una persona.

    Ahora volvamos a la cita de tu supuesta hija.
    Si pudiera ver pequeños atisvos de malos modos, control o incluso mal carácter…. De verdad no te parecería bien que hiciera lo necesario. Tal vez vuelva a quedar, tal vez le dé mas oportunidades, pero igual ya está atenta a las señales y es capaz de salir antes de quedar atrapada.
    De hecho se debería de enseñar a las personas a ser capaz de ver estas señales desde pequeñas. Enseñar que controlar no es proteger, que señalar los defectos y errores constantemente no es ayudar, que ser celoso o celosa no es amar muchísimo.
    Las señales preventivas son la primera línea de precaución.
    Porque no hay que olvidar que lo primero del maltrato no es un golpe, son las palabras y actuaciones inocentes.

    1. Wow, no puedo estar más de acuerdo contigo.

      Hay mucha miga en tu respuesta y atisbo que tienes un gran conocimiento .

      Dar la mejor cara escondiendo los verdaderas intenciones es lo que JUSTAMENTE hacen estos lobos con piel de cordero.

      Expertos en encontrar su presa y devorarla, es preciso -como tú dices- educar para que tod@s seamos conscientes del peligro que supone para la vida de una persona caer en la espiral de la violencia de género y no sólo para una misma sino para la de sus hij@s.

      Hay tanto con lo que me quedaría de tu respuesta… Me encanta eso de que señalar los defectos y errores constantemente no es ayudar, que controlar no es proteger…

      Sólo espero que sigas comentando y podamos seguir aprendiendo de ti